Categorías

Noticiero Bitcoin publicado por Noticiero Bitcoin
hace 4 semanas

Tesla y Musk dicen no a Bitcoin por ser enérgicamente nocivo mientras producen autos eléctricos, ¿Hipocresía?

Tesla dice no a Bitcoin mientras producen autos eléctricos, ¿hipocrecía?

Recientemente todos y cada uno de los que hacemos vida en el universo de las criptomonedas quedamos por lo menos, frunciendo el ceño luego que Elon Musk anunciara que Tesla detendría la oferta de sus autos a cambio de Bitcoin citando el consumo de energía de bitcoin como la razón.

Tesla anunció en febrero de 2021, que por primera vez compró $1.5 mil millones en bitcoins. La compañía más tarde, en marzo, anunció que los clientes estadounidenses podían comprar un Tesla directamente con la criptomoneda. Luego a principios de mayo, Tesla vende $270 millones en Bitcoin, por una supuesta prueba de liquidez y finalmente esta semana suspende las ventas en BTC de sus productos debido al alto costo energético en la minería.

Bitcoin de héroe a villano por Elon Musk

Bitcoin usa energía, ¡Sí! Pero cada unidad de electricidad empleada es muchísimo más económica en términos de: costo ambiental, costo social, costo financiero, costo tecnológico e incluso costo moral.

No podemos negar que el modelo de vida del mundo moderno deja una enorme huella de carbono en el planeta, es decir, el cambio climático es un problema serio y se está alertando de él desde décadas atrás, antes de la aparición de Bitcoin. ¡Nuestro estilo de vida es contaminante!

Pero volvamos con el señor Musk, influencer insignia de la innovación y desarrollo de tecnología ‘verde’ (toda aquella que no provenga de la quema de combustibles fósiles) el cual dirige dos grandes compañías, SpaceX encargada de lanzar cohetes al espacio y Tesla Motors, que básicamente diseña, fabrica y vende autos eléctricos al público. 

Para no hacer la lectura más larga dejemos pasar SpaceX en este momento, de la cual no se tiene que ser muy listo para intuir en las toneladas de combustibles fósiles que se queman para lanzar un cohete al espacio, hablemos brevemente sobre Tesla, quien vende autos ‘amigables para el medio ambiente’.

Los autos eléctricos reemplazan los motores a combustión convencionales por motores eléctricos alimentados por una fuente de baterías. Las baterías son el corazón de un Tesla, y las mismas no son tan amigables como se cree, ya que estas funcionan con Litio. 

La «huella» que deja Tesla

Los autos no emiten ningún tipo de gases a la atmosfera, ya que no se quema ningún combustible fósil para hacer funcionar un vehículo de Tesla, pues no la deja exenta de un daño ecológico importante. La fabricante de autos eléctricos y de alta tecnología no deja una huella de carbono, pero si huellas igualmente tóxicas.

Se estima que aproximadamente 500.000 galones de agua se emplean por cada tonelada de litio extraída. Un solo vehículo eléctrico tiene aproximadamente 10 kg de litio. Una tonelada de litio metálico solo es suficiente para construir unos 90 autos. Construir un millón de coches requiere unas 60.000 toneladas de LCE (Carbonato de Litio Equivalente). El objetivo del Sr. Musk es el de alcanzar más de 30 millones de automóviles ‘verdes’.

La destrucción de tierras, la deforestación, el daño del hábitat de miles de especies y la contaminación de fuentes hídricas naturales, acuíferos, manantiales, son otros de los grandes costos que conlleva la extracción de litio. Según Guillermo González, un experto en baterías de litio de la Universidad de Chile, «Esta no es una solución ecológica, no es una solución en absoluto».

Por supuesto, el litio no solo lo usan las baterías de autos, también las de nuestros teléfonos móviles y un sin fin de herramientas tecnológicas que nos hacen la vida mucho más agradable. ¿Entonces Elon está siendo un hipócrita?, seguramente sus decisiones obedecen a una agenda oculta. Bitcoin no amenaza el ambiente, amenaza el control y el poder de los dueños del dinero.

La comunidad reacciona con sensatez

A las palabras del señor Musk un sin fin de personalidades con mayor o menor influencia en el ecosistema cripto no perdieron la oportunidad de, desde sus convicciones, responderle al caballero de Tesla.

Tim Draper, conocido por ser un inversionista de riesgo y fiel aventurero de las criptomonedas tuiteó:

“¿Alguien ha calculado la energía y el CO2 que utiliza el sistema bancario existente?, ¿Los edificios, el periódico, los propios banqueros?,  ¿Quizás Elon no debería aceptar fiat (dinero corriente) para autos?”.

Michael Saylor, director ejecutivo de MicroStrategy, empresa que tiene largas sumas de inversiones en BTC dentro del ramo de empresas ‘institucionales’ le respondió:

“El consumo de electricidad estimado por http://cbeci.org en lo que va de año, aumentó un 40% durante el mismo período en que la red creció un 100% en activos, lo que significa que la eficiencia energética mejoró drásticamente durante este período. Bitcoin se está volviendo menos intensivo en energía a medida que escala.”

Todo resulta muy irónico luego que Tesla comprara e invirtiera en Bitcoin luego del coqueteo que mostró anteriormente Elons Musk. Incluso hasta llegó a darle la razón a Jack Dorsey CEO de Twitter, cuando dijo que Bitcoin impulsaba la adopción de energías renovables. Por supuesto, múltiples informes han confirmado que la mayoría de energía usada en la minería es limpia.

 

 

 

José Hernández Redactado por José Hernández

Noticias Relacionadas