Categorías

Noticiero Bitcoin publicado por Noticiero Bitcoin
hace 1 mes

¿Preocupación innecesaria? Nuevas cripto regulaciones en Venezuela dejan a muchos preocupados

Nuevas cripto regulaciones en Venezuela dejan a muchos preocupados

Recientemente el gobierno de Venezuela ha publicado nuevas normas regulatorias en torno a las criptomonedas. En Gaceta Oficial el ejecutivo nacional dictó lo que serán las nuevas pautas para el uso de criptomonedas dentro de las fronteras del país.

Firmado por el superintendente de la SUNACRIP, Joselit Ramírez, las normas entrarán en vigor a partir de julio. Las mismas están planteadas para luchar contra el financiamiento al terrorismo y blanqueo de capitales. Aunque como ya se ha informado anteriormente, los criminales prefieren seguir usando la banca tradicional para tales delitos, que usar activos digitales criptográficos basados en un libro de contabilidad público.

¿Realmente son necesarias estas medidas?

Recientemente como informó Noticiero Bitcoin, el estado venezolano ha jugado sus cartas para mantener dentro de su control toda actividad relacionada con las criptomonedas. Anteriormente, el estado venezolano ha envuelto la minería con la creación del RISEC, un pool nacional y una licencia a la cual debe aspirar todo aquel que quiera participar en la extracción de criptoactivos. Lo cual a todos nos pareció un desacierto.

Esta vez las regulaciones van más allá y afecta a usuarios en todos los niveles del ecosistema, ya que aplican para todas las transacciones, es decir, la función principal de toda forma de dinero: el intercambio del valor entre partes.

Si el usar criptomonedas no fuese para los simples mortales (personas no técnicas) ya suficientemente temerario, la nueva regulación agrega ahora una nueva capa complejidad. Pues además de proporcionar su dirección de recepción de criptomoneda, ahora deberán proporcionar varios datos personales por cada transacción que desean recibir desde algún servicio.

Sin embargo, la carga burocrática en el uso de criptomonedas es, digamos, lo menos relevante. Lo más preocupante de la regulación es el hurto de la privacidad de los usuarios al exigirles que entreguen a una institución o empresa privada todos sus datos personales. Entonces nos preguntamos ¿Qué harán con esa información?, ¿Quiénes tendrán acceso a esa información íntima?, ¿Serán capaces de resguardarla adecuadamente?.

Mantener el conocimiento de nuestros valores de forma privada, no tiene como propósito la evasión de impuestos, o financiamiento de actividades ilícitas, NO. Está de más decir que numerosos informes desmienten la narrativa del uso de criptomonedas como medio principal para actos ilegales.

La importancia de la privacidad

La privacidad de tus finanzas deriva en seguridad. El desconocimiento de terceros sobre tu patrimonio es una forma bastante efectiva de mantener alejado a criminales. Cuando los amigos de lo ajeno se hacen del conocimiento de tus posesiones, con mucha seguridad podré decirte que te has convertido en un objetivo para alguien que desea eso que tienes.

En un mundo cada vez más digitalizado los vectores de ataque también ocurren en el mundo virtual. Los hacks están a la orden del día. A diario hay individuos tratando de vulnerar los sistemas informáticos para hurtar activos digitales, credenciales o información que les podrá ser útil para los mismos fines. Allí la importancia de preservar la privacidad y renunciar al anonimato de forma selectiva.

Si creen que exagero, pueden preguntar por los cientos de clientes de la compañía Ledger, quien manufactura dos de las billeteras físicas (Hardware-Wallets) más populares. El hecho es que la base de datos de clientes de Ledger fue violada. En consecuencia, miles de datos sensibles de cada uno de ellos fue vendida y publicada por entes maliciosos. Números de teléfonos personales, direcciones de habitación, nombres completos y correos electrónicos son algunos de los datos personales que se filtraron.

El ataque ocurrido a Ledger no es el primero, y con seguridad no será el último ataque de este tipo. Suceso donde datos almacenados de forma centralizada por un tercero quedan comprometidos. Por eso la idea de someter a todos los usuarios a entregar esa cantidad de información es además de innecesaria, sumamente riesgosa.

Las normativas en torno a las criptomonedas tal vez en algún nivel sean necesarias, pero los reguladores deberán ser más capaces. Todo con el fin de encontrar formas que protejan a los usuarios a mayores riesgo de los ya propios inherentes al usar activos descentralizados.

 

José Hernández Redactado por José Hernández

Noticias Relacionadas